rss
email
twitter
facebook

jueves, 22 de enero de 2009

Elegía

No eras tu....

Era como tu, te vi en el mismo lugar, solo que era otro tiempo, era mi mente que vagaba por el sueño profundo de un dia feriado. Pero era alguien, alguien que usaba los mismos chapes en los costados de tu pelo, para afirmar tu pelo entre corto e infinito. Eras tu, pero no, menuda y con ojos honestos pero siempre mirando lejos... ahí me di cuenta que era otra persona, con tu misma sonrisa pequeña y tu voz contralto, que tu odiabas por decir que era de cabra chica, pero miraba a su cercanía, miraba sin interés ni distracción, me miraba a mi.


Visite aquel verdor rodeado de gris y micros donde solíamos esperar transporte a tu lejanía, y estaba ella, que convirtió lo gris en mas verde, y los transportes desaparecieron, solo había una manta con dos helados de frutos del bosque. Sentados comiendo helado hablamos de cómo podían volar los caracoles y de como se hacia para sentir sin ego, fueron horas de horas que pasaron en un segundo, como suele pasar en el espacio tiempo emocional. Fueron segundos eternos en algún meteorito en el espacio del no lugar, donde te llevan los besos y caricias de dos personas sentadas en una manta.


Insisto, no eras tu...

no se porque durante todo el tiempo aquella princesa se quedo sentada en un atalaya en mi mente, esperando irse, pero yo , ingenuo, no supe que se fue hace mucho tiempo, y se largo, y no apareció mas. Solo algo esta ahí, en esa atalaya, tu reflejo, tu biotipo, tu risa...Es tiempo de dejarte ir, solo que ya te fuiste, y lo supe...Dejar ir a la que me robaba besos en una derruida habitación pintada color baño o en alguna esquina gris, que se volvía verde y jugaba a no ser lo que era para estar a mi lado, por eso te fuiste, y lo sabia, por eso te fuiste a jugar a ser grande y suficiente por el mundo, soltaste amarras, pero con esas amarras iba una que vivía.

El recuerdo de aquella que eras tu quedo en la manta de aquel verano comiendo helados, o del pasto rodante donde nos acostamos y mirabas como comía helado de aquella cassata barata. En el otro tiempo del sueño en día feriado, la niña de los chapes y el pelo corto pero infinito, planeaba caminos, caminos donde me tomaba de la mano, y no se iba sola, no era una carga, no me olvidaba cuando llega a su lejanía en los cerros, si no me llevaba a los cerros en busca de algún trozo de árbol que servirá para tallar una cuchara con dos mangos... eran sus ojos que se abrieron y me recibieron, por eso no eras tu...Durante el sueño, vi como un dic de sol extremo calcinaba mi traje oscuro, pero salió ella tras una puerta con su pelo corto y mojado, y me miró...eran ojos grandes, que me tragaron, no necesitaba mas que vivir ahí. El color de ellos combinaba con su traje rojinegro y sus chapes que trataban de sostener la tormenta de sus cabellos que querían ir al infinito, pero no iban hacia allá, sino me amarraban, total era un sueño, me arrastraban hacia ella, y solo me fui hacia ellos. Era como aquella tarde contigo, pero el sueño fue la utopía que nunca fuiste, fue la cercanía que nunca tuviste...Ahora te vas, y espero que bajes de tu atalaya y mi cabeza descanse otra vez, y que aquella que eras tu pero no, brille en el camino para que pueda verla, brille como la fogata del día lejano en la casa numero ocho del país que se alimentaba con asientos y maderas útiles, si, aquel dia que apareciste en mi vida y cubriste solo con una mano mi existencia, para luego irte, y casi dejar tu ser en mi mente. Te fuiste en ese tiempo, ahora te vas aun mas, ignorando completamente, así olvido mejor?

Es una elegía a la permanencia patética del tiempo emocional. No superación, no lo se, solo que el sueño del día feriado, fue un golpe, un golpe que me dice que aun existes en mi, de alguna forma extraña, en forma de silueta, risa, voz, ojos, un arquetipo probablemente, alguien a quien busco, por eso ella, la que no eras tu pero es igual, se convierte en el arquetipo perfecto, mejor dicho de la casi perfección, que apareció en dimensión Morfeo, para voltear mis planos pensamientos, que opacan cada vez mas la llanura blanco-gris de un invierno ideal. Apareció el no lugar, la negación de que eres tu aun, apareció la utopía, la maldita esperanza, el sueño de soñar con sentir sin ego, apareció la no capacidad, el saltar sin despegarse ningún centímetro. Por eso es una elegía, porque el camino sigue y aun miro hacia atrás, abrazo tu recuerdo o miro fotografías virtuales, y sigo igual, soñando con lo que es pero no. Y eso es peor que olvidar...

A veces quisiera odiarte, pero inmediatamente despúes de pensarlo recuerdo todo lo que odio odiar.

2 Locas Opiniones:

Cream dijo...

*Agrego otra Canxion? o.o?
o mi pc antes no la tomaba uwu!

Toe bajando Closer :V!..aver q tal esh....

* u,u ahh me mataste con este escrito
de vdd mas te leo..y mas grandioso te encuentro...T_T y no le digas patetiko a nada de eso

Aguante y Fuerza no mas ...:) que el tiempo no lo mate ;(

Sophie dijo...

aww
como te entiendo
sabes? me veo tan reflejada, en lo que sientes o lo que vives.
Aunque para mi todo eso quedo atrás...

ánimos no más